Noticias
Atrás

Tres centros, tres años, 650 estudiantes, trabajando por el ahorro energético y la reducción de la contaminación

El programa Euronet 50/50 cumple su tercer año de andadura. Se puso en marcha en el curso 2018/2019 con la ikastola Elizatxo, y al curso siguiente se sumaron otros dos centros: Urumea ikastola y Txirrita herri-eskola. Durante estos tres años los tres centros con la ayuda del ayuntamiento han trabajado para reducir el consumo de energía y, con ello, ahorrar dinero y reducir las emisiones de CO2.

04·06·2021


Desde que en el curso 2018/2019 la ikastola Elizatxo comenzó a participar en el proyecto Euronet 50/50, en septiembre de 2019 se le sumaron 2 centros escolares más: la ikastola Urumea y Txirrita herri-eskola. El objetivo del Euronet 50/50 es movilizar al alumnado y a la comunidad escolar en general a favor de una gestión responsable de la energía y para ello, la ikastola Elizatxo, la ikastola Urumea y Txirrita herri-eskola  han contado con la colaboración del Ayuntamiento de Hernani. Durante este curso se ha dado continuidad a la metodología del proyecto pero siempre adaptándose a las necesidades de los centros escolares y a la situación de pandemia.

Cabe señalar que en estos 3 centros han participado unos 650 alumnos y alumnas de Educación Primaria, así como el equipo docente encargado de la coordinación del proyecto. Gracias a la implicación de todas estas personas, de un curso a otro, se consiguió un ahorro de unos 5.100€.

Tras comunicar a cada centro los ahorros conseguidos, llegó la hora de diseñar los planes de acción para el ahorro y el uso responsable de la energía en las escuelas. De esta forma, a través de las diferentes sesiones de participación llevadas a cabo en cada centro en los meses de enero y febrero de 2021, el alumado acordó los objetivos y las acciones para conseguir cada una de ellas, establecieron el nivel de prioridad de cada acción y decidieron qué actuaciones debieran realizarse con la mitad el importe del ahorro obtenido (organización de salidas o visitas guiadas ligadas a la energía y al cambio climático, sustitución de las luces actuales por luces LED e instalación de placas solares en el tejado, fueron algunas de las actividades propuestas). La otra mitad del importe ahorrado será destinado por el Ayuntamiento de Hernani a la ejecución de mejoras en materia energética en los centros escolares participantes en el proyecto.

Gracias a esta iniciativa, los centros escolares  y el Ayuntamiento está contribuyendo a la consecución de los siguientes Objetivos de Desarrollo Sostenible:
ODS Nº 4: educación de calidad
ODS Nº 7: energía asequible y no contaminante
ODS Nº 13: acción por el clima

¿En qué consiste Euronet 50/50?
El programa Euronet 50/50 es una iniciativa europea cuyo principal objetivo es el ahorro energético para luchar contra el cambio climático, especialmente en los edificios públicos de educación primaria cuya propiedad y gestión directa corresponde a los ayuntamientos. Las actividades que se incluyen en este programa y las diferentes fases que se llevan a cabo permiten realizar un cálculo de los ahorros obtenidos una vez finalizado el curso y en el marco de los convenios firmados por el Ayuntamiento con los diferentes centros escolares, la mitad de los ahorros obtenidos se devuelve en metálico a las escuelas y la otra parte es utilizada por el Ayuntamiento para llevar a cabo actuaciones de ahorro y medidas de eficiencia energética.

El proyecto consta de diferentes fases y la primera de ellas fue la constitución del grupo energético dentro de cada centro escolar. Si bien cada centro escolar decide cómo formar su propio grupo energético, el alumnado tiene en todos los casos el protagonismo principal (además del alumnado participan en el proyecto el profesorado, el personal de mantenimiento municipal y la dirección del centro escolar, etc.).Una vez formado el grupo energético, el alumnado pudo participar en varias sesiones de formación y sensibilización sobre energía (ahorro energético, buenas prácticas en el uso de la energía, tipos de energía, etc. en los centros escolares de Hernani, para lo cual se utilizaron diferentes dinámicas) y también tuvo la oportunidad de conocer de primera mano el tipo de infraestructuras e instalaciones escolares (sala de calderas, puntos de conexión eléctrica, etc.).
A lo largo del segundo trimestre se realiza la ruta energética en cada centro y se lleva a cabo la inspección energética de forma consecutiva. De esta forma, se completa la inspección del edificio escolar y se analizan los diferentes aspectos del consumo de energía, como el uso de agua caliente, el consumo en iluminación, el sistema de calefacción, etc. Además de lo anterior, el alumnado suele recoger las temperaturas de las aulas escolares a diario con la ayuda de unos termómetros y hojas de recogida de datos.

El siguiente paso, a partir de los resultados obtenidos, es proponer un plan de acción y soluciones ligadas a aspectos energéticos del centro escolar. Para ello, el alumnado analiza los resultados obtenidos en la fase de inspección y propone ideas y actuaciones de mejora para conseguir reducir el consumo de electricidad, un sistema de calefacción más eficiente, etc. Además de reducir el gasto económico tras la puesta en marcha de buenas costumbres y prácticas, los centros pueden conseguir reducir el consumo energético, las emisiones de CO2 y la contaminación.